¿Cuál es el destino del plástico?

En 1907 Leo Baekeland inventó la Baquelita y desde entonces los plásticos se integraron en la vida del ser humano, tanto que se ha sugerido que somos adictos al plástico (ver). 

Figura 1. Producto manufacturado con Baquelita

Durante los últimos años el plástico y sus derivados han sido señalados como materiales altamente contaminantes, no solo desde su origen (particularmente los derivados del petróleo) sino también por su incapacidad para reintegrarse al medio ambiente, un caso extremo de esto, es la espuma de poliestireno o unicel. Esto es innegable y quizá por estas razones varios investigadores están trabajando para eliminar las deficiencias de los plásticos. Un gran campo de estudio es el de  los bioplásticos, por mencionar uno,  en dónde se trata de encontrar un substituto para el petróleo como materia prima, lo cual no  necesariamente significa que el plástico biodegradables. A pesar de la mala reputación de los plásticos su campo de aplicación sigue expandiéndose, algunas de las nuevas aplicaciones se revisarán en este blog.

Figura 2. Los bioplásticos surgieron a la par que el plástivo derivado del petróleo

¿Qué pasaría si las celdas solares fueran flexibles, fáciles de producir y más baratas? quizá su impacto sería mayor. El Laboratorio Nacional RisØ está desarrollando prototipos con plástico que permite la transmisión de descargas eléctricas para encapsular celdas solares. El resultado es una celda solar flexible. Si bien, en estos momentos las celdas flexibles no son tan eficientes como las celdas tradicionales si representan una opción para aumentar el su aceptación del consumidor, pensando en la practicidad del producto y su costo, el cual es menor, según los responsables del proyecto. Esto tendría un impacto directo en el uso de energía y por lo tanto en el problema ambiental actual, todo a través del uso del plástico.
Figura 3. Celda solar encapsulada en plástico
Qué hay de las nuevas impresoras que pueden imprimir objetos 3D. Algunas de estas impresoras usan el plástico como materia prima. El resultado son diseños personalizados. Así el consumidor podría realizar su propio diseño de una taza o un plato y solo imprimirlo. Si bien, diseñar es una habilidad de todos los seres humanos, esta herramienta podría tener impacto directo en la relación que existe en estos momentos entre el consumidor y los productos de consumo de producción industrializada. Algunos diseñadores ya han comenzado a usar esta tecnología, sin embargo, sería interesante saber si la aceptarán los consumidores y cómo crear vías para que ellos puedan usarla. Relacionando esta idea con la sustentabilidad se ha demostrado que muchos productos que aun funcionan se desechan, o que varios productos en perfectas condiciones son regresados por el consumidor inmediatamente después de su compra. Esto muestra que el consumidor no está completamente satisfecho con los productos de consumo que existen en el mercado. Al  tener la libertad de crear productos personalizados se podría extender la vida de otros (por ejemplo, imprimir una pieza para reparar otro producto) o simplemente mantener el producto diseñado que la persona diseñó como un recuerdo, resultado directo de su creación. Esto también tendría un impacto en el problema ambiental actual. 

 Figura 4. Impresora que genera productos de plástico

Otro caso interesante es el de los chips de plástico, algunas versiones se han desarrollado en la Universidad de Cambridge y si bien, no son tan rápidos para alcanzar velocidades de los chips de silicio podrían aplicarse en pantallas flexibles. Esto tendría un impacto directo en la interacción usuario-objeto y al mismo tiempo serviría de plataforma para crear o rediseñar algunos productos (por ejemplo un teléfono celular o una computadora).

 
Figura 5. Pantallas flexibles

El plástico es un material con características únicas, y sería complicado prohibirlo, ya que no existe en estos momentos un material que compita con sus características físicas, precio, etc. Por otro lado, el uso de los plásticos es inmensa, y representa un gran problema ambiental. Afortunadamente existen investigadores que están tratado de eliminar dos grandes deficiencias de este material: encontrar la materia prima renovable y mejorar sus condiciones de reintegración al medio ambiente. En contra parte considerar el reciclaje como solución solo representa perfeccionar el problema actual, un remedio a corto plazo.

Visualizar el problema ambiental desde un enfoque reduccionista daría como resultado la prohibición del plástico, sin considerar el impacto de otros factores como el comportamiento del consumidor, el modelo económico actual, la forma de trabajo de los diseñadores de producto, etc. Es trascendental, por lo tanto, considerar y plantear soluciones desde un enfoque sistémico, considerando todos los aspectos que están involucrados para crear verdaderas soluciones y no sólo remedios de corto plazo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Función Estética en los productos

¿Cuáles son las ofertas laborales para diseñadores Industriales?

Principios de organización de la Gestalt en el diseño de producto