Un primer acercamiento al diseño con enfoque de Género.

La sociedad y el diseño se influencian recíprocamente, sin embargo la influencia de este ultimo en la sociedad no se planea o se planea poco, por lo que el resultado puede ser accidental más que el de decisiones planeadas.

Durante los últimos años se ha hablado de la Teoría de Género y diversas áreas, campos y disciplinas han retomado sus principios teórico analíticos los cuales comienzan a considerarse en nuestra disciplina. El objetivo de esta entrada es abordar el tema de forma introductoria y analizar la contribución que pueden tener especialistas en diseño para eliminar estereotipos de género con el objetivo de construir relaciones justas y equitativas entre mujeres y hombres*.

El género hace referencia a la construcción social de lo que se ‘cree’ es femenino o masculino y que afecta la relación entre sexos. Es una forma de referirse a los orígenes exclusivamente sociales de las identidades subjetivas de hombres y mujeres.

Figura 1.¿El erotismo o subordinación y explotación de la imagen “femenina”? Silla, Allen Jones, 1969

Dicha construcción social sin embargo es independiente del sexo biológico, por ejemplo, no hay razón biológica para que se crea que es obligación de las mujeres realizar los quehaceres domésticos o ser sensuales y femeninas en su atuendo o comportamiento. Otro ejemplo es la asignación social de algunos colores para hombres y mujeres (azul y rosa).

Así, especialistas en diseño pueden promover y reforzar estereotipos sociales a través de las decisiones que configuran un producto o servicio. Por ejemplo, al desarrollar una aplicación para teléfono celular que convierta su pantalla en espejo y que esté dirigida a mujeres refuerza estereotipos, tales como, el que ellas deban lucir atractivas. El diseño puede tener un impacto positivo en la sociedad cuando se visualiza como será dicho impacto. En este caso al cuestionar si las propuestas que estamos generando promueven estereotipos y tener conciencia del impacto que podemos tener al preguntarnos ¿Cómo diseñar considerando la perspectiva de género?

Para responder a esta pregunta propongo tres aspectos que nos podrían ayudar a hacerlo.
  1. Considerar el rol que tienen los sexos (hombre/mujer) en el producto, servicio, o interfaz a desarrollar. Por ejemplo, un escáner para realizar mastografías está orientado a una población muy especifica. Por el contrario, seguir ideando productos como secadoras de cabellos siguen alentando la idea de que las mujeres deben lucir atractivas. En realidad hombres y mujeres se arreglan y por lo tanto el primer paso sería considerar si es necesario crear un producto para cada sexo o es necesario sólo un producto ‘neutral’
  2. Tratar de generar soluciones integrales que vayan más allá de la configuración de un producto. En el caso del escáner para realizar mastografías podríamos considerar como diseñar todo el sistema, incluyendo aspectos como promoción y educación en relación a temas relacionados al cáncer de mama. 
  3. Considerar si el proyecto a desarrollar (que involucre a los dos sexos) beneficia tendenciosamente a alguno. Por ejemplo, en el diseño automotriz muchas decisiones están determinadas por factores económicos, bajo el argumento de que los hombres obtienen mayores recursos. Teniendo una perspectiva social se identificará que los salarios son desiguales en todo el mundo por cuestiones ajenas al desempeño de cada sexo. Así, el diseño automotriz puede estar estimulando la desigualdad entre sexos. 
Figura 2. Escáner para realizar mastografías y tonos rosados

Cada proyecto tiene sus características propias por ello especialistas en diseño continuamente deben cuestionarse si la propuesta que se está generando favorece la desigualdad que hay entre los sexos o por el contrario está contribuyendo a su erradicación. Estimular la toma consciente de decisiones ayudará a visualizar los posibles escenarios de las soluciones potenciales, sus implicaciones, y limitaciones. 

Conclusiones 
La Teoría de Género no excluye a un sexo del otro, por el contrario su objetivo es integrarlos a través del análisis de las relaciones entre hombres y mujeres para proponer medios/soluciones (por ejemplo productos, servicios) encaminados a eliminar las brechas de desigualdad. 

Diseñar con enfoque de genero, no es cosa sencilla, pues requiere que los y las diseñadoras rompan con sus propios estereotipos y adopten la Teoría de Género como una herramienta de análisis que transversalice su quehacer profesional, sólo así se podría hablar de diseño con perspectiva de género. 

Notas:
* La desigualdad no sólo existe entre hombres y mujeres, también entre adultos y niños/as, grupos minoritarios (minorías étnicas) o grupos que están en situación de desventaja. Por ejemplo, en México hay desigualdad de oportunidades para los pueblos indígenas, lo cual puede ser un caso constante en América Latina.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Función Estética en los productos

¿Cuáles son las ofertas laborales para diseñadores Industriales?

Principios de organización de la Gestalt en el diseño de producto