Ir al contenido principal

La interacción en el diseño de productos

Un aspectos poco revisado por los diseñadores es como los seres humanos interactuamos con los productos. La interacción puede ser punto de partida de diseño, por ejemplo,  podemos pensar en cómo crear un nuevo objeto para ‘comunicarnos’ en vez de diseñar un ‘nuevo’ teléfono celular (caja con botones, o con pantalla táctil). También podemos pensar en cómo la interacción puede fluir –o segmentar- la relación usuario-producto. En la primera sección de esta entrada desarrollo estas dos ideas y en la segunda sección presento un listado de atributos que pueden ponerse en práctica  para diseñarla.

La interacción como punto de partida en el proceso de diseño
El diseño para la interacción es una estrategia que puede ayudar a los especialistas en diseño a proponer y explorar ideas que cuestionen lo establecido, por ejemplo, tal pareciera que el futuro de los objetos electrónicos está ligado a pantallas táctiles y dar clics a iconos. También puede ayudarles a explorar ideas que permitan crear interacciones divertidas o elegantes.

Figura 1. Tres maneras de interactuar con una cafetera

Las tres cafeteras en la Figura 1 están ligadas a tipos específicos de interacción. En la cafetera del lado izquierdo, se coloca un filtro, café y se vierte agua en la parte posterior, para prepararlo  se presiona un boton y se espera algunos minutos. En la segunda opción se vierte agua en el contenedor inferior, después se coloca café en un compartimento especial que se encuentra entre el contenedor inferior y superior. Se presiona el café para compactarlo y se cierra la cafetera. Para prepararlo se presiona un botón y se espera algunos minutos. En la cafetera del lado derecho, se pone a hervir agua en una tetera, después se vierte café directamente en el contenedor de vidrio, enseguida se agrega el agua caliente. Para prepararlo se presiona con fuerza el aditamento superior tres o cuatro veces. Despues de aproximadamente dos minutos el café está asentado y puede servirse.  
Como se puede ver, la acción de preparar café puede realizarse de varias maneras. Si el punto de partida del proceso de diseño es: la acción de preparar café, es necesario que el diseñador se enfoque  en explorar diferentes maneras de interactuar con un objeto para preparar café, y considerando los ingredientes tradicionales para prepararlo (agua y café). Así, en vez de diseñar una ‘nueva’ cafetera solo en la apariencia, podemos pensar en cómo hacerlo de forma sorprendente, interesante, retadora, o mostrando respeto al usuario. Una vez que se identificó la interacción ideal entonces se pasa a la etapa en la que se determinan las características físicas del producto. 

La interacción y su relación con la forma de los productos
Cuando vemos un objeto, automáticamente lo evaluamos y nos preparamos para relacionarnos con él. Un ejemplo de esto es el vaso que parece de vidrio pero que es manufacturado con plástico. Las personas creen que es de vidrio y piensan que es más pesado, sin embargo, al sujetarlo y levantarlo se dan cuenta que calcularon mal el peso y aplicaron más fuerza al levantarlo. De tal forma, la impresión que nos causa un producto en su apariencia se confirma o revoca, al interactuar con éste. Muchas veces, los diseñadores se concentran sólo en la forma y no en lo que sentirá la persona, en pensar si la interacción fluye adecuadamente con la forma, esto puede resultar en la creación de productos atractivos pero terribles en su interacción.  Por esta razón surgió hace algunos años, el término, estética de interacción, la idea central es no sólo crear belleza en lo que ven las personas, sino también en lo que sienten. Esto es porque al interactuar con los productos, todos nuestros sentidos están involucrados. Cuando una persona usa por primera vez una cámara, percibe características que sólo pueden sentirse, por ejemplo, la resistencia del disparador; si éste no opone resistencia, el usuario puede pensar que es de mala calidad, si es muy resistente puede pensar que no es fácil de usar, de tal forma encontrar un balance en la resistencia es muy importante para comunicar la calidad del producto. Además, se ha demostrado que confundir a los sentidos (visión-tacto) es una estrategia para sorprender al usuario (Ludden, 2007). De igual manera, que las personas al interactuar con un objeto, pueden determinar un significado, que puede coincidir o contradecir del lenguaje que comunica la forma del producto (Desmet, Ortiz Nicolas, Schoormans, 2008). A través del ‘sentir’, los usuarios pueden decir si algo les gusta o no. 


Figura 2. ¿Cómo crees que será la interacción?

¿Y cómo diseñamos la interacción?
Hace algunos años, diseñe unos objetos para comunicar dos personalidades distintas en la interacción física como parte de un proyecto de investigación en la Universidad Tecnológica de Delft (Ortíz Nicolás, 2006). Uno de los resultados de dicha investigación, fue que los diseñadores no tienen herramientas para diseñarla, por ejemplo, no hay nada parecido al bocetaje que sirve para determinar la forma del producto, tampoco se han determinado claramente cuáles son los ‘elementos’ que los especialistas en diseño pueden modificar en la interacción (Desmet, Ortíz Nicolás, y Schoormans, 2008). Para clarificar la idea de los ‘elementos’, mencionare brevemente algunas características que pueden modificarse para determinar la interacción de un producto (ver nota 1).

Peso. Fuerza con que la Tierra atrae a un cuerpo. Esta es una definición del RAE, sin embargo, la idea está relacionada al peso que percibe la persona al sujetar un producto, por ejemplo, al cargar una maleta o una computadora portátil.

Resistencia. La fuerza que opone un objeto al interactuar con él, por ejemplo, la resistencia de los controles de un joystick o el disparador en una cámara fotográfica.

Textura. La estructura física de un material, por ejemplo, rugosidad, suavidad. Esta textura también puede sentirse como la fricción de dos superficies. La vibración está incluida en esta categoría.

Velocidad. La ligereza o prontitud en el movimiento requerido para manipular un producto, por ejemplo, la velocidad en la que se reproducen mensajes en pantallas.  

Fuerza. La capacidad para mover algo, por ejemplo, la fuerza que se ejerce al pedalear una bicicleta.

Temperatura. El calor o frio que se percibe al tocar los objetos.

Flexibilidad. La característica de algunos materiales para ser doblados, por ejemplo, algunos plásticos en contraposición al vidrio.

Figura 3. A lámpara que simula vidrio pero que es plástico (Droog Design)
 
Todos estos ‘elementos’ pueden modificarse, y son aspectos que pueden considerarse al diseñar la interacción usuario-producto.

Conclusiones
La interacción puede ser el inicio del proceso de diseño, y ayuda a los especialistas a idear soluciones que se alejen de lo cotidiano, al pensar en cómo mejorar la comunicación de las personas en vez de diseñar otro teléfono celular. La interacción es relevante porque en cierta medida es a través de ésta que se confirman o revocan las expectativas de los usuarios. Lo interesante de la interacción, es entender cómo la perciben los seres humanos y el reto para el diseñador es usar este medio para ‘comunicarse’ con el consumidor, es decir, que el producto final sea un objeto diseñado intencionalmente y no producto de la casualidad, alejado de las necesidades y experiencias cotidianas del usuario. El listado de ‘elementos’ de interacción que se describen en esta entrada puede ser una herramienta útil para  los especialistas en diseño, para crear productos que se traduzcan en mejores experiencias para el usuario. 

Notas:
     1) Esta lista es un ejercicio individual, por lo que no puede considerarse un listado completo. Los términos no se describen de forma precisa, más bien se retoma ejemplos de cómo estas características influyen en la relación usuario-producto.

Bibliografía

Ortíz Nicolás, J C (2006) Product personality in interaction, unpublished master’s thesis, Delft University of Technology, Delft, NL

Desmet, P., Ortíz Nicolás, J.C. and Schoormans, J.P.L. (2008). Product personality in physical interaction, Design Studies, Vol 29 pp. 458-477

Ludden G.D.S. (2007) Sensory incongruity and surprise in product design. Unpublished PhD dissertation, Delft University of Technology



Comentarios

Alberto Ramos dijo…
maestro, ¿me podría conseguir una copia de esos artículos?
Hola José Alberto,
Te envío los artículos a tu correo ¡espero que te sirvan!
Aprovecho para mencionar que las tesis de maestría y doctorado de la Facultad de Diseño Industrial en TU Delft pueden descargarse en el siguiente sitio:

TU Delft Repository

La búsqueda es por autor, tema, año, etc.

Saludos!
gustavo dijo…
Notable artículo. Como diseñador industrial esta es precisamente el área de interacción que me interesa. Pues es la interacción primaria, no por eso menos compleja que un sistema digital. Donde lo que importa es el comportamiento y la lectura sobre los objetos.
Hola Gustavo,

Te agradezco el comentario, a mí también es un campo que me interesa mucho y quiero investigarlo más, porque aún hay aspectos que no son muy claros o, como mencionas el énfasis se ha hecho a la interfaz gráfica. Si tienes alguna sugerencia de literatura o proyecto por favor avísame.

Saludos,

Juan Carlos
take dijo…
El libro de Bill Buxton "sketching user experiences" es de cabecera, lo recomiendo mucho. Hay una serie de herramientas para disenar interacciones que se han desarrollado en los ultimos 20 anios y anterior a esto el diseño de interacción se desarrolla del lado de la ingenieria en programas de HCI (Human Computer Interaction) Otro buen libro para entrarle al diseño de la interacción es el de "designing interactions" de Bill Moggridge. Por otro lado creo que también es interesante reflexionar sobre el impacto de CMF (color material and finishes) com dice Juan Carlos... Saludos!
Hola Jorge,

Gracias por tu mensaje, tengo el libro de Buxton, aunque no le había puesto mucho atención, lo estuve revisando y creo que hay varios capítulos que me pueden servir. Gracias por la sugerencia.

El libro de Moggridge me parece que está muy orientado a la idea de las interfaces más que de productos.

Y tienes razón al decir que es necesario reflexionar en relación a las características formales del objeto. En esta entrada trate de evitarlas para abordar el tema de la interacción, pero en la práctica es difícil hacerlo.

Quizá es el tema de una entrada nueva

Saludos!

Entradas más populares de este blog

Función Estética en los productos

Hace unas semanas un amigo estaba buscando una computadora, me contó que fue a varias tiendas, habló con amigos y vendedores, comparó modelos y al final compró una computadora delgada, ligera y colorida. Me dijo que la textura exterior es muy agradable al tocar, y que el sonido de las teclas es placentero al escuchar. En resumen la computadora es agradable de ver, de sentir y de escuchar. Esto a grandes rasgos se considera la función estética de los productos.
Figura 1. Tacto como elemento estéticos del producto
Estética y productos
La estética en el diseño de productos hace referencia a la respuesta o reacción de las personas con un objeto, artefacto o sistema, dicha respuesta se manifiesta a través de los sentidos: visión, tacto, oído, gusto y olfato. Cada uno contribuye a la percepción del producto considerando si es agradable, placentero, o si evoca atracción en las personas (ver Bloch, Brunel y Arnold, 2003; Crilly et al, 2004; Hekkert, 2006; Tractinsky y Zmiri, 2006; Hassenzahl, 2…

¿Cuáles son las ofertas laborales para diseñadores Industriales?

Hace algunos años, cuando terminé la Licenciatura en Diseño Industrial, lo primero que pensé fue y ¿ahora qué? Después del shock inicial comencé a buscar trabajo, y encontré una oferta laboral a través de la bolsa de trabajo de la universidad en la que estudié. Solicitaban diseñadores para desarrollar proyectos en una empresa de productos alimenticios. Con uno de mis amigos nos dimos a la tarea de contactar a la persona responsable para agendar una cita, la cual se dio bastante bien, fuimos, hablamos de “negocios”, -el negocio fue para la compañía más que para nosotros- y nos pidieron una cotización. El trabajo fue estandarizar los exhibidores que usaba la compañía para mostrar sus productos. Años después, y con la experiencia profesional, me di cuenta que cobramos muy poco por ese trabajo. Esto, evidentemente, tiene que ver con la formación que recibimos, que se centra en como diseñar, más que cómo vender diseño.
Desde hace unos meses he estado organizando las ofertas laborales que me…

Principios de organización de la Gestalt en el diseño de producto

Un aspecto muy importante para determinar la apariencia del producto es considerar como las personas perciben los objetos. Durante varias décadas la Psicología ha tratado de entender cuales son los mecanismos de la percepción desde diferentes enfoques, en este caso nos concentraremos en la Gestalt. Este enfoque postula que las personas emplean diversos principios para organizar sus percepciones, los cuáles se describen enseguida.
1. Continuación
Este principio propone que curvas y superficies que están interrumpidas tienden a verse de forma continua ignorando dicha interrupción.

Figura 1. Percibimos dos círculos completos en vez de un círculo y dos arcos
 Figura 2. Percibimos curvas continuas en vez de dos arcos segmentados
2. Proximidad
Este principio propone que objetos en un espacio específico tienden a ser vistos en grupo de acuerdo a la cercanía que existe entre ellos. Estos principios no están exclusivamente relacionados al sentido de la vista, es posible agrupar palabras a trav…